Crónica catedralicia: 28 febrero 2013

Misa de acción de gracias por el Pontificado de Benedicto XVI

28 de febrero, a las 20 horas, nada más comenzar el período de Sede Vacante en la Iglesia de Roma, tras la renuncia del Papa Benedicto XVI al Supremo Pontificado, por iniciativa del Gran Magisterio de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén, la Delegación de dicha Orden en Navarra, perteneciente a la Lugartenencia de España Oriental, Capítulo Noble, se ha celebrado en la Santa Iglesia Catedral, una Misa de acción de gracias por el Pontificado de Benedicto XVI, presidida por el Ilmo. Sr. Deán del Cabildo Catedral, don Carlos Ayerra, Caballero de la Orden, Capellán de la Hermandad de la Pasión y Canónigo protector del Rosario de los Esclavos de la Virgen del Sagrario.

A la misma han asistido Caballeros de la Orden del Santo Sepulcro, miembros de la Hermandad de la Pasión, Congregantes del Rosario de los Esclavos y un grupo de fieles que, convocados por el sonido de la Campana María, en una celebración recogida, familiar y llena de unción religiosa, han agradecido el ministerio del Papa Benedicto en estos ocho años en un momento de especial gravedad, cuando toda la Iglesia se confía al Espíritu Santo, y a la responsabilidad de todos nosotros. En las Misas dejaremos de nombrar a Benedicto XVI, aunque rezaremos por él, y por el que ha de ser nuevo sucesor de Pedro. El acontecimiento lleno de solemnidad, y de sencillez al mismo tiempo, nos habla de un tiempo histórico de gran trascendencia.

Y lo único que nos sale del alma es: ¡GRACIAS, BENEDICTO XVI! Son muchas las lecciones que hemos aprendido de él, pero quedamos con la última: Nos ha enseñado con su último gesto a amar a la Iglesia con obras, hasta el punto de bajarse del pedestal de Sumo Pontífice y recogerse en el silencio de la oración, facilitando el paso a otro Pastor que, con nuevas energías, se ponga al frente del rebaño de Cristo, para vislumbrar unos nuevos tiempos en los que la Iglesia se vea más limpia, la fe más clara, y la llamada a la santidad más apremiante. Pedimos que nos siga ayudando con la oración silenciosa, y que Dios le recompense con la paz en la última.

occidens
horarios
webcam pamplona
flickr
vimeo